¿Quiénes somos y Dónde estamos? – Recuerda sesión 1

¿Quiénes somos y Dónde estamos? – Recuerda sesión 1

¿Qué necesitamos aprender? Expectativas de los padres y madres

Cada persona tiene sus propias características, que pueden ser parecidas o diferentes a las de otras personas. Los/as hijos/as también.
Todos merecemos respeto. Los/as hijos/as también.
La mayoría de los padres y madres se preguntan con frecuencia si estarán educando correctamente a sus hijos/as.
Las preocupaciones que tienen la mayoría de los padres y madres con hijos/as en una determinada edad suelen ser muy parecidas entre sí.
Es interesante participar en programas de formación con otros padres y madres para poder compartir las preocupaciones que se tienen sobre cómo educar a los hijos/as.

¿Cómo son nuestros hijos dependiendo de la edad que tengan?

Los/as hijos/as van cambiando su comportamiento según su edad.
Nuestros hijos/as suelen tener comportamientos parecidos a los de otros/as de su misma edad, aunque cada uno/a tenga también sus propias características.
Es importante conocer qué pueden hacer y qué no pueden hacer nuestros/as hijos/as según la edad que tengan para no exigirles ni por encima ni por debajo de sus posibilidades.
Cuando los padres y madres esperan de sus hijos los comportamientos propios de su edad, están mostrando que les respetan y les enseñan a respetar también a sus padres y madres. Con esto se fomenta el respeto mutuo desde que los niños/as son muy pequeños/as.

Comprendiendo el comportamiento de los/as hijos/as (I)

Todas las personas necesitan respeto, atención, afecto y reconocimiento de los demás para sentirse valoradas y aceptadas.
Los/as hijos/as necesitan que sus padres y madres les respeten y les den atención, afecto y reconocimiento para sentirse valorados y aceptados por ellos
Cuando los/as hijos/as notan que sus padres y madres les respetan y valoran suelen portarse mejor y colaborar con ellos.
Cuando notan que sus padres y madres no les atienden y respetan como ellos esperan pueden tener comportamientos de llamar la atención, como discutir o reñir y provocar conflictos.
Cuando quieran llamar la atención con comportamientos negativos, conviene que los padres y madres no reaccionen en ese mismo momento, y les presten atención un poco más tarde, en cuanto vean en ellos una actitud positiva y de colaboración.

Comprendiendo el comportamiento de los/as hijos/as (II)

Es importante que los/as hijos/as vean que cuando se portan de manera inadecuada sus padres y madres no les prestan atención, y que sí lo hacen cuando colaboran. Ello les ayudará a aprender a regular mejor su comportamiento y a tolerar su frustración.
Conviene dedicar cada día algunos momentos a relajarse y a pensar en los aspectos positivos de uno mismo y de lo que nos rodea.
Las técnicas de relajación puede ayudar a los padres y madres a desarrollar habilidades de autorregulación emocional y de tolerancia a la frustración para afrontar adecuadamente los momentos de desánimo.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Nos comprendemos? – Recuerda sesión 2

¿Nos comprendemos? – Recuerda sesión 2:

1.- Las emociones facilitan la adaptación al entorno social.

2.- Facilitan la comunicación de estados afectivos.

3- Regulan la manera en la que los otros nos responden. Las expresiones emocionales informan al entorno social de lo que puede llegar a ser la conducta futura. Una expresión de malestar comunica a los demás humor triste, baja autoestima, desesperanza y fatiga.

4- Facilitan las interacciones sociales. Las expresiones emocionales a veces están motivadas por el contexto social. Ejemplo de ello es la expresión de la sonrisa para facilitar la relación social y evitar conflictos.

5- Promueven la conducta prosocial. Bajo la influencia del afecto positivo, las personas tienen significativamente más probabilidades de ser prosociales. Claves para la educación emocional en el ámbito familiar La FAMILIA es el entorno donde hay que desarrollar competencias emocionales. Las relaciones familiares son uno de los factores predictivos del bienestar emocional, lo que llamamos normalmente “felicidad”. Estas relaciones también son causa principal de conflicto y malestar provocando emociones negativas como la tristeza, el rencor, el odio, etc.

Claves para la educación emocional en el ámbito familiar:

La FAMILIA es el entorno donde hay que desarrollar competencias emocionales. Las relaciones familiares son uno de los factores predictivos del bienestar emocional, lo que llamamos normalmente “felicidad”. Estas relaciones también son causa principal de conflicto y malestar provocando emociones negativas como la tristeza, el rencor, el odio, etc.

IMPORTANTE:

1.- Saber identificar las propias emociones: podemos responder a preguntas tipo ¿Cómo me siento en este momento?, ¿Por qué me siento así?, ¿Cómo estoy manifestando lo que estoy sintiendo?, ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?… Es importante verbalizar cómo nos sentimos.

2.- Ayudar a nuestros/as hijos/as a detectar cómo se sienten: que presten atención a sus emociones, tanto si son positivas como la alegría o negativas como la tristeza o el enfado… para luego poder etiquetarlas y ponerles nombre. Trabajar con ellos/as la causa de esa emoción, que verbalicen qué es lo que les ha causado que se sienten de esa manera. Hay que destacar que todas las emociones son legítimas y debemos aceptarlas, en lo que sí debemos incidir es el comportamiento que se deriva de ella.

3.- Trabajar la empatía. La capacidad para reconocer, comprender y conectar con las emociones ajenas permite comprender no solamente el punto de vista de los demás, sino la emoción desde la cual viven un suceso. Es “ponerse en el lugar del otro”, en este caso, de nuestro hij@. ¿Cómo lo hago?: – Nunca desprecies “sus cosas”, pues para tu hijo/a tienen un valor muy importante y, también, considera valioso lo que tú opines sobre él/ella. – Escúchale de una forma activa, haciendo un ejercicio de comprensión y de respeto mutuo. La empatía favorece el buen clima en el hogar y es fundamental para que tu hijo/a, también, la desarrolle.

Aprovecha CUALQUIER ACTIVIDAD QUE COMPARTAS CON ELLOS (las que puedas sugerir tú o las que propongan ellos) para desarrollar un entorno de reconocimiento, amor y aceptación incondicional, crear un espacio para el diálogo y la convivencia y definir límites de seguridad, a la vez que potenciar el contacto físico (las caricias y las palabras afectuosas tienen beneficios psicológicos comprobados).

¡CREE EN TUS RECURSOS PERSONALES!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

¿Quién tiene razón? – Recuerda sesión 4

¿QUIÉN TIENE RAZÓN? – RECUERDA SESIÓN 4

RECUERDA:

Los padres y madres pueden ayudar a sus hijos/as desde pequeños /as a resolver sus propios problemas utilizando el método de exploración de alternativas:

– Identificar cuál es el problema

– Proponer posibles soluciones o alternativas al problema

– Pensar en las posibilidades y limitaciones de cada alternativa

– Elegir una de esas alternativas como solución

– Pensar cómo se va a poner en práctica la alternativa

– Poner en práctica la alternativa

– Fijar un momento para revisar si funciona

Es importante que tanto las alternativas de solución como la manera de ponerlas en práctica sean propuestas por los/as propios/as hijos/as (matizadas, si es el caso, por los padres/madres cuando sea necesario).

Con este método, los padres/madres ayudan a sus hijos/as a: asumir la responsabilidad de resolver sus propios problemas, desarrollar la capacidad de tolerar frustraciones si las cosas no salen como esperan y aceptar las consecuencias de sus propias decisiones.

——————————————————————————————————————————————————————————

A través de los procesos de negociación, padres/madres e hijos/as, pueden llegar a acuerdos para solucionar problemas entre ellos/as y tienen éxito cuando las partes llegan a un acuerdo que beneficia a todas ellas. Se trata de llegar a situaciones de “ganar-ganar” en que todos ganan algo, en vez de situaciones de “ganar-perder” en que una parte gana y la otra pierde. Es importante mostrarse tranquilos, evitar decir “tú tienes que, tú deberías, tú debes…”, ser respetuosos y confiar en el otro.

Pasos:

– Identificar el problema entre las partes

– Proponer soluciones por las partes y elegir una que sea adecuada para todas ellas

– Decidir qué va a hacer cada parte para poner en práctica esa solución y proponer las consecuencias (proporcionadas y lógicas) que se aplicarán si alguna de las partes no cumple lo acordado.

– Poner en práctica la solución y analizar si funciona. Hacer ajustes en los acuerdos que se han tomado si es necesario

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

¿Quién tiene razón?

En familia, cómo en el resto de facetas de la vida, nos encontramos con problemas, con conflictos a resolver.

En la sesión de hoy vamos a ver diferentes formas de resolver conflictos:

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Qué quieres decir cuando me dices… ? – Recuerda sesión 3

¿QUÉ QUIERES DECIR CUANDO ME DICES….? – RECUERDA, sesión 3
Cuando nuestros/as hijos/as quieren contarnos algo y ven que los/as escuchamos con interés (sin interrumpirles ni corregirles y sin hacer otras cosas a la vez) se sienten atendidos/as y respetados/as.
Es importante que los padres y madres muestren a sus hijos e hijas que entienden cómo se sienten. Para ello pueden utilizar frases como la siguiente de escucha activa:

“Parece que te sientes… porque…” .
Escuchar a los hijos e hijas no significa necesariamente estar de acuerdo con todo lo que dicen. Conviene escucharlos/as para saber cómo piensan y lo que les sucede, esto les ayuda a sentirse mejor consigo mismos/as al notar que sus padre y madres les atienden y aprenden, también, a escuchar a sus padre y madres y a respetar lo que les dicen.
Cuando nos comunicamos conviene fijarnos en lo que decimos y en cómo lo decimos para no trasmitir mensajes que molesten, por eso necesitamos controlar cómo nos comunicamos con nuestros hijos e hijas.
Los gestos del cuerpo, de la cara, de las manos, el tono de voz, el volumen, la entonación,las palabras que se utilicen… influyen mucho en lo que los hijos e hijas entienden sobre lo que decimos y en la intención con que creen que decimos las cosas. Esto influye en cómo se sienten y en cómo reaccionan ante nosotros.
Para ayudarles a sentirse bien consigo mismos/as y con sus padres y madres podemos utilizar el lenguaje positivo y motivador. Al utilizarlo no conviene añadir un comentario final que desanime porque llevan a pensar que nunca es suficiente lo que se hace o lo que se consigue. Ej: “veo que te has esforzado mucho en eso”, no añadir “pero podrías haberlo hecho aún mejor”.
Los mensajes-yo nos ayudan a hacer ver a nuestros hijos e hijas cómo nos sentimos con su comportamiento y a que entiendan que todos necesitamos ser respetados.”Cuando……(circunstancias de una situación o acción) me siento…..(palabra que exprese el sentimiento que tiene la persona) porque…. (consecuencias de esa situación o acción)”.

Ej: “Cuando no haces tus tareas me siento incómoda/o porque parece que quieres que te las haga yo”.
padre-hijo-abrazo-adolescente

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Qué quieres decir cuando me dices…?

¿QUÉ QUIERES DECIR CUANDO ME DICES…?

En la tercera sesión de nuestro taller para familias hoy trataremos la

COMUNICACIÓN ASERTIVA Y POSITIVA

Pincha sobre el título para acceder a la presentación:

comunicacion asertiva y positiva

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Modelos de comunicación

Vamos a ver diferentes modelos de comunicación en la familia.

¿Con cuál te quedas?

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 2 comentarios